Sigue a la Furgo

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Linkedin

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Pecados capitales del portero: 1 - La Soberbia

Hola a todos,

Hoy voy a inaugurar una sección a la que quizás de continuidad en el futuro si los astros lo permiten y las musas no se apartan de mi lado. Me gustaría hablar de todas esas cosas que un portero no debe hacer en el campo, aviso a navegantes, no voy a entrar en cuestiones demasiado técnicas porque este blog lo leen entrenadores de porteros que saben de esto bastante más que yo y no quiero meterme en camisa de once varas, más bien hablaré desde mi experiencia de la actitud que debe de tener un guardameta.

Hoy vamos a hablar de uno de esos pecados capitales que un portero nunca debe cometer, la soberbia y para ilustrarlo os voy a poner el ejemplo de Khalid Askri ¿Y ese quién es? pues el famoso portero marroquí que recibió un gol de penalti bastante tonto y que en otro partido abandonó el terreno de juego después de un fallo clamoroso. Aquí tenéis los vídeos, advierto que las imágenes pueden herir la sensibilidad de los porteros sensatos.

El penalti más tonto del mundo.





Abandono tras cantada.






Cómo podéis ver la actitud de este señor es absolutamente inaceptable, los porteros somos piezas fundamentales del equipo y hay ciertos lujos que no nos podemos permitir, la soberbia es un mal compañero de viaje por varias razones.



1-Llámalo X: Llámalo Karma, destino, equilibrio cósmico o justicia pero si hay un puesto vulnerable a la hora de ser maltratado por la vicisitudes del fútbol ese es el nuestro, los fallos existen y todos los hemos cometido...si vas por la vida de chulo, acabarás pagándolo caro. No digo que os escondáis debajo de una mesa temerosos de cometer errores, pero hay una gran diferencia entre confianza y soberbia.



2-Corta tu progresión: El mejor portero es aquel que para sin darse importancia, si te crees mejor que los demás nunca analizarás tus puntos débiles y nunca entrenarás para pulir tus defectos, la autocrítica constructiva es clave para la evolución de un portero.



3-Se lo debes a tu equipo: Por mucho que nos jactemos de lo especiales que somos, que vestimos distinto y que estamos un poco mal de la azotea, esto es fútbol y no estás solo en el campo, tu equipo necesita a alguien que esté concentrado al 100% en su tarea y no en su lucimiento personal o en lo mal que se le está dando el día, igual que nosotros exigimos rigor y disciplina a nuestra línea defensiva, ellos esperan de nosotros lo mismo.



Eso es todo por hoy amigos, espero que el mal ejemplo de Askri os sirva para reflexionar. Las personas que quieren destacar por encima de todo, ser el centro de atención y son incapaces de reconocer un error...lo mejor es que no se dediquen a este menester de la portería.



Saludos porterísticos

4 comentarios:

alotroladodelbanquillo dijo...

Que buena razón tienes :)

Nico García dijo...

Jeje, que bueno ;)
Saludos desde La Escuadra de Mago

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Quizás muchos de ellos tienen ese carácter porque se sienten especiales. Y es que en un campo de fútbol sois los únicos que la tocáis con las manos. Ejemplo de todo lo contrario es De Gea.

Saludos

MARIUS dijo...

Muy buena reflexion, no se puede explicar mejor, ni siquiera tecnicamente, jeje.
Un abrazo